Andrés Trapiello y Santiago Gil hablarán en Pérez Galdós sobre literatura, periodismo y poesía, así como de sus intereses creativos

19 feb 2014

 

Este jueves, 20 de febrero, a las 20.00 horas, el escritor leonés Andrés Trapiello y el grancanario Santiago Gil, protagonizarán el segundo de los encuentros literarios previstos en el marco de la iniciativa ‘En este inmenso Atlántico que nos une', organizada hasta mayo por el Cabildo de Gran Canaria a través de la Casa-Museo Pérez Galdós (calle Cano, 2 y 6, Las Palmas de Gran Canaria) con la financiación de la Secretaría de Estado de Cultura del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de España.
 
El mencionado ciclo, que reunirá en la isla a un importante número de creadores pertenecientes a distintas generaciones, y tanto locales como de otras comunidades españolas, persigue que formulen una reflexión en alta voz sobre sus intereses como autores. 
 
Catorce años separan los nacimientos de Trapiello y Gil, los dos novelistas que esta semana departirán ante el público de Pérez Galdós sobre diferentes temas: los procesos que operan en el marco de la creación literaria y poética, la finalidad de la escritura y el periodismo o los derroteros por los que discurre la literatura nacional actual. Igualmente, se acercarán a la figura de Galdós, un escritor al que ambos autores consideran un ejemplo a seguir. La entrada al acto es libre acceso hasta completarse el aforo previsto.
 
Santiago Gil confiesa que cuando los organizadores de estos encuentros literarios le preguntaron que con quién querría hablar de literatura, de Galdós o de la vida diaria, tuvo claro sobre la marcha el nombre de Andrés Trapiello. "He leído casi todos los tomos de ese festín literario que es Salón de pasos perdidos, pero al mismo tiempo admiro mucho su novela, su labor como articulista y también su poesía, que es siempre la que al final  termina marcando la obra de cualquier escritor", señala Gil sobre el que será su interlocutor.
 
Trapiello admite que "la novela es el lugar en el que la vida, suma siempre de la realidad visible e invisible, puede llegar a tener ese sentido del que la vida carece, y el novelista, así lo siento yo al menos, suele obrar de una manera confusa, por instinto, porque de lo que habla, la vida, es también confuso y contradictorio". Según el escritor leonés, las novelas que ha escrito hasta ahora son muy diferentes unas de otras en cuanto al tema, aunque las considera "parecidas de tono, acaso porque participan de unas preocupaciones que tienen una raíz común. Todos escribimos un libro infinito, un libro común a todos, y lo que he tratado de poner en todos ellos, es el relato de unas vidas que buscan, a su paso, un final que suele ser a su vez un origen, como también sucede en la poesía. Porque las novelas que no tienen el hálito de la poesía, para mí son como las hojas secas que sólo tienen vida cuando alguien camina sobre ellas". 
 
Reconoce que entre sus libros los hay mejores y peores, "pero he conseguido convivir con ello sin tenerlo presente, sin tener que recordármelo cada mañana. Cuando Galdós escribió sus memorias no hace la menor mención a Miau, que es una de sus grandes novelas, para mí una de las mejores de la literatura. Se olvidó de ella. Busca uno mejorarse en la vida que trata de traer aquí, en darle sentido a esto, en encontrar las leyes que hacen que esto no se venga abajo, la poesía que lo sostiene todo".
 
Según Andrés Trapiello, "la literatura es o puede ser una forma de trascender, sin salirse de nuestro mundo, la vida, una manera de armonizarla, dándole nosotros luego el sentido que no tiene. La literatura nos enseña a vivir más intensamente, y la vida nos enseña a leer no solo por entretenimiento. Nos son más cercanos don Quijote o Fortunata que la mayor parte de nuestros parientes, tenemos con ellos un trato más íntimo que con seres de carne y hueso, porque don Quijote y Fortunata son también de carne y hueso, de nuestra carne y de nuestros huesos. Están hechos de una costilla de la realidad y de nuestra naturaleza, sus sueños están hechos de la misma materia que los nuestros". 
 
Santiago Gil (Santa María de Guía, 1967) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado en medios de prensa provinciales y nacionales, así como en distintos gabinetes de comunicación. Ha publicado las novelas Por si amanece y no me encuentras, Los años baldíos, Un hombre solo y sin sombra, Cómo ganarse la vida con la literatura, Las derrotas cotidianas, Los suplentes, Sentados, Queridos Reyes Magos, Yo debería estar muerto y El destino de las palabras; la novela corta El motín de Arucas; el libro de relatos El Parque; los libros de aforismos y relatos cortos, Tierra de Nadie y Equipaje de mano, y los libros de poemas Tiempos de Caleila, El Color del Tiempo y Una noche de junio. También ha publicado un libro de memorias de infancia titulado Música de papagüevos y la recopilación de artículos de opinión Psicografías.
 
El ensayista, escritor y poeta Andrés Trapiello (Manzaneda de Torío, León, 1953) es autor de una extensa producción literaria que incluye siete novelas (entre ellas el Premio Nadal de 2003 por Los amigos del crimen perfecto, el Premio internacional de novela Plaza & Janés por su segunda novela, El buque fantasma, y el Premio Fundación Juan Manuel Lara a la mejor novela en 2005 editada en español por Al morir don Quijote), otros tantos libros de poemas (incluido Acaso una verdad, Premio de la Crítica una década antes), media docena de ensayos, otra media de recopilaciones de artículos y 10.000 páginas de diario (repartidas en 17 volúmenes). En 2003 le fue concedido por el conjunto de su obra el Premio de las Letras de la Comunidad de Madrid, y en 2010 el de las Letras de la Comunidad de Castilla y León. En 2012 su novela Ayer no más fue elegida mejor novela del año por los lectores del diario El País.
 
En el programa de los encuentros literarios ‘En este inmenso Atlántico que nos une' figuran personalidades de referencia de la cultura nacional como Almudena Grandes,  Belén Gopegui, Ángeles Caso o David Trueba, a las que se suman creadores canarios como Alexis Ravelo, Luis León Barreto, Emilio González Déniz, Alicia Llerena, Federico J. Silva o Antonio Lozano, entre otros. El próximo encuentro previsto tendrá lugar el día 27 de febrero con la participación del novelista canario Alexis Ravelo y el catalán Andreu Martín, considerado uno de los maestros de la novela negra española.
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
El escritor Andrés Trapiello. Fotografía de Asís G. Ayerbe
Foto
El novelista grancanario Santiago Gil