EL CABILDO INTENSIFICA EL VÍNCULO ENTRE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA Y GALDÓS

20 may 2013

“¿Que de dónde soy? Eso lo sabe todo el mundo. ¡De Las Palmas!”. Esta cita de Benito Pérez Galdós perteneciente a La Esfera (1914) será la primera de las que podrán leerse en las nuevas losetas que el Cabildo de Gran Canaria instalará en memoria del insigne autor grancanario, en el marco del proyecto La ciudad de Galdós.

Talladas en el pavimento peatonal, las piezas se colocarán a modo de estelas con frases diferentes de sus obras, conformando itinerarios que, en una primera fase, unirán diez puntos de Las Palmas de Gran Canaria.

Junto a esos textos figurará siempre una placa en bronce en la que podrá leerse el fragmento original. Algunas de estas  placas serán ilustradas por artistas como Ana Luisa Benítez, Teo Mesa, Leopoldo Emperador, Chano Navarro o Roberto Martinón.

Ante alumnos del IES Pérez Galdós, el presidente insular, José Miguel Bravo de Laguna, presentó hoy el proyecto, que incluye la realización de rutas literarias, en la casa natal del escritor, sede de su Casa-Museo. A continuación, y ante el mismo centro, ubicado en los números 2 y 6 de la capitalina calle Cano, descubrió la primera de las actuaciones.

No en vano, la intervención pretende, en primera instancia, reforzar la presencia y señalización de la Casa-Museo, gestionada por el Cabido a través de la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos, que dirige Larry Álvarez, pero, en el futuro, se espera extenderla a otros puntos de la ciudad histórica donde transcurrió la vida del autor y, también a Schamann, cuyo callejero reproduce en buena medida el repertorio galdosiano.

Las restantes nueve frases cuya inclusión está prevista en esta primera fase se colocarán en las cuatro esquinas de la misma manzana: Cano-Torres (“Nuestra imaginación es la que ve y no los ojos”. Marianela. 1878); Torres-Triana (“Imagen de la vida es la novela”. La sociedad presente como materia novelable. 1897); Triana-Malteses (“Buscamos lectores para traerlos al conocimiento”. La República de las Letras. 1905) y Cano-Malteses (Conforme voy conociendo mejor el idioma, padezco más”. Por esos mundos.), así como en otros cinco puntos de la ciudad: Puente de Palo (“El puente ese me marea, y al pasarlo me parece que voy embarcado con su meneo y sus cadenas”. El Ómnibus. 1862); Monumento a Pérez Galdós (“En Electra he condensado la obra de toda mi vida, mi amor a la verdad”. Electra. 1901); Cano-San Bernardo (“Por doquiera que el hombre vaya lleva consigo su novela”. Fortunata y Jacinta. 1887); San Bernardo-Pérez Galdós (“La Historia está en lo que hacen todos y en lo que hace cada uno”. El equipaje del rey José. 1875) y Pérez Galdós-Bravo-Murillo (“La política y la diplomacia ofrecen ancho campo al talento”. De Oñate a La Granja. 1898).

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto