EL CRONISTA DE GRAN CANARIA, JUAN JOSÉ LAFORET, SE REFERIRÁ EN UNA CONFERENCIA A LA PRIMERA IMPRENTA QUE VIERA Y CLAVIJO TRASLADA A LA ISLA

24 abr 2013

Este jueves, día 25 de abril, el Cronista Oficial de Gran Canaria, Juan José Laforet, se referirá en una conferencia que pronunciará en la Casa Museo Pérez Galdós, a las 20.00 horas,  a la importancia capital que para el desarrollo cultural tuvo la primera imprenta que traslada a la Isla José de Viera y Clavijo, tras regresar de Madrid y asentarse en Gran Canaria como Arcediano de Fuerteventura de la Catedral de Canarias, y desde las responsabilidades que asumió dentro de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Gran Canaria.

Laforet, cuya intervención se incluye en el programa oficial conmemorativo del bicentenario de la muerte de José Viera y Clavijo impulsado por la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario, dirigida por Larry Álvarez, asegura que “Viera y Clavijo siempre fue consciente de la imperiosa necesidad que existía de instalar una imprenta si se querían consolidar los proyectos de progreso económico, social y cultural que aquel ilustrado se había propuesto desarrollar. Sin duda y hasta casi  1813 la imagen de Viera y Clavijo se proyecta sobre buena parte de la dirección editorial de esta imprenta”, señala Laforet.

Como explica el cronista de Gran Canaria, la imprenta adquirida -ahora expuesta en la exposición conmemorativa del Bicentenario de Viera y Clavijo que puede contemplarse en la Casa-Museo Pérez Galdós- llega en distintas fases a Gran Canaria. “Así, el 25 de abril de 1794, procedente de Cádiz –aunque se cree que era de fabricación inglesa-, llega el cuerpo principal, mientras que en 1798 llegarán los caracteres, adquiridos en Barcelona, integrados por una fundición de textos, cinco abecedarios de diversos tamaños, viñetas de atanasia y de breviario, así como regletas de imprimir, según constaba en la documentación de la Real Sociedad Económica. El primer impresor llegaría el 8 de septiembre de 1800. Se trata del impresor lagunero Juan Díaz Machado, formado por el tipógrafo Miguel Ángel Bazzantti y Arighetti –regentaba  la imprenta de la Real Sociedad Económica de Tenerife en La Laguna-, que tenía firmado  un contrato con los Amigos del País de Gran Canaria  desde 1794. Sin embargo su estancia será breve y en marzo de 1801 pide que se le rescinda su contrato, siendo sustituido por el impresor Francisco de Paula Marina, que figurará como “Impresor de la Real Sociedad de Amigos del País” que se mantiene al frente de ella hasta 1816”.

Laforet recuerda que en esta primera imprenta se realizan al principio diversos trabajos de carácter religioso, pero también se imprimirán diversos trabajos de Viera y Clavijo, como los ‘Cuentos de Niños, que instruyen divirtiendo’ de 1804, ó el ‘Librito de la Doctrina Rural’ de 1807, así como  trabajos para la Real Audiencia o para el Obispado. Al declararse la Guerra de la Independencia y constituirse en La Laguna la Junta Suprema de Canarias y en Las Palmas el Cabildo general Permanente de la Gran Canaria esta imprenta cobrará un protagonismo enorme al estampar manifiesto, refutaciones, proclamas, así como una reimpresión del número 1 del ‘Correo Político y Militar de la Ciudad de Córdoba’, que pasa así a convertirse en el primer ejemplar de un periódico que se imprimió en Gran Canaria.

Según señala Juan José Laforet “esta primera imprenta languideció después de 1816, aunque se encuentran ejemplos de trabajos en ella producidos hasta bien entrada la década de los años treinta. La segunda imprenta de Gran canaria se establecería ya en 1840, bajo la dirección de Mariano Collina, a quién sustituyó al año siguiente el impresor Juan Ortega, siendo en único taller que funciona en la isla hasta 1850, y ocupó distintos locales en las calles de los Canónigos (hoy López Botas) y del Espíritu Santo”. 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto