El X CONGRESO DE ESTUDIOS GALDOSIANOS CONCLUYE CON EL NOMBRAMIENTO DE ROSA MARÍA QUINTANA Y YOLANDA ARENCIBIA COMO GALDOSIANAS DE HONOR

25 jun 2013

El coordinador general de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo grancanario, Larry Álvarez, ha clausurado este viernes la X edición del Congreso Internacional de Estudios Galdosianos en un acto en el que han sido nombradas galdosianas de honor su secretaria, la filóloga y directora de la Cátedra Pérez Galdós Yolanda Arencibia, y la exdirectora de su Casa-Museo, Rosa María Quintana. En ese sentido, el Comité de Honor valoró los trabajos de la primera y el profundo conocimiento de las fuentes galdosianas de la segunda.

Álvarez, para quien ser coordinador durante este Congreso ha sido una de las experiencias más emotivas de estos meses, anunció que la Corporación que preside José Miguel Bravo de Laguna “seguirá apostando por su figura más universal desde todos los puntos de vista”, en alusión a Pérez Galdós, y “mimando” su Casa-Museo en el 50 aniversario de su apertura, que se celebra el año próximo.

Destacó asimismo algunas acciones recientes llevadas a cabo desde el Cabildo, como el Plan para el Fomento de la Lectura y la Escritura o la donación de más de 35.000 libros a distintas entidades (sin ir más lejos, el próximo martes hará entrega de numerosos ejemplares a presos de la Prisión Las Palmas II). Por último, atribuyó el “exitazo” de la cita al trabajo en equipo de personas como Quintana y Arencibia. “La única individualidad que nos podemos permitir es la de don Benito Pérez Galdós”, concluyó.

Antes de que el catedrático de Historia de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid José Álvarez Junco leyera la conferencia de clausura, Yolanda Arencibia presentó el balance de esta edición, caracterizada por sus “excelentes plenarias”, por la novedosa inclusión de actividades musicales y teatrales y por la incorporación como sede de la Casa de Colón (junto a la propia Casa-Museo Pérez Galdós). Destacó igualmente la presentación de las actas informatizadas de las anteriores ediciones, publicadas en el Sistema de Gestión Editorial y Consulta en Línea OJS y disponibles en formato pdf.

Además, avanzó los temas que se sugerirán al Comité Científico de cara a la próxima edición, prevista para 2017. Se arrojará luz sobre la conexión de Galdós con el siglo XXI, su literatura y su teatro, con el periodismo y el audiovisual, así como sobre la vinculación con Hispanoamérica del escritor.

La secretaria tuvo emotivas palabras de recuerdo para los galdosistas desaparecidos durante estos 40 años de Congreso y, especialmente, para los pioneros, entre los que figura Rodolfo Cardona, aún vivo y presente en el acto. Con su nombre, ha sido bautizado un nuevo premio de investigación que, en su primera entrega, ha recaído en el investigador de la Universidad de Yale (EE.UU) Brais D. Outes-León, por su trabajo “En aquella hora sublime: Ana Ozores o la trascendencia estético-religiosa en La Regenta”, publicado en 2011 en la revista “Anales Galdosianos”.

Por último, el catedrático de Historia, José Álvarez Junco, puso el punto y final a la X edición con la lectura de una conferencia de clausura en la que abordó la conflictiva formación de la identidad nacional en la España del siglo XIX. Según señaló el autor de múltiples publicaciones sobre historia política, social y cultural española de los siglos XIX y XX,  la revolución liberal iniciada por los constitucionalistas gaditanos se basó en una formulación moderna de la identidad colectiva, en términos de “nación soberana”. “Frente a la versión liberal del pasado, que Galdós expresó como nadie en relación con el propio siglo XIX, las fuerzas políticas conservadoras elevarían, sobre todo en la segunda mitad del siglo, una contraversión que acabaría por recibir el nombre de nacional-catolicismo y que alcanzaría su expresión culminante en Menéndez Pelayo”, señaló Junco.

El catedrático explicó en su conferencia de clausura que esta reorientación “nacional” de la identidad española se enfrentaría sin embargo con diversos problemas, “debido a la inestabilidad política y las dificultades en la construcción de un aparato estatal moderno (expresadas en la necesidad de pactar con poderes locales para aplicar las leyes –caciquismo-). El problema se plasmó de manera gráfica en la diversidad de los símbolos que encarnan la identidad colectiva (bandera, himno, fiesta nacional, monumentos)”, sostuvo.

 

 

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto