La directora y productora Mabel Lozano identifica los 'techos del cristal' del cine

06 abr 2018

Mabel Lozano tuvo que romper varios techos de cristal antes de alcanzar, y ya de forma tardía, su actual condición de guionista, productora y directora de cine social. “Cuando yo era joven no había mujeres como referentes en la dirección en el mundo del cine. Y claro que las había, pero no las conocíamos. Y esto es algo importantísimo”, afirmó la realizadora en la clausura del ciclo 'Mujeres rodando' organizado por la Casa-Museo Pérez Galdós, acto que tuvo lugar ayer noche en la Biblioteca Insular de Gran  Canaria.

Lozano aterrizó en Gran Canaria llevando bajo el brazo su libro 'El proxeneta' (Editorial Alrevés, 2017), que recoge las conversaciones mantenidas durante dos años con ‘El Músico’, apodo de uno de los mayores traficantes de mujeres de España y trabajo que le ha servido de base para el documental 'El proxeneta. Paso corto, mala leche', actualmente en fase de postproducción y cuyo teaser o adelanto promocional fue presentado en el marco de 'Mujeres rodando'.

En el transcurso de una cita que llenó la sala de la Biblioteca Insular de Gran Canaria donde se celebró, Lozano explicó que ella y su amiga Rossy de Palma suelen comentar el hecho de que se han tenido que quitar de encima las etiquetas de 'chica Almodóvar' o, en su caso, 'chica José Luis Moreno'. “Además, la mía es menos cool”, bromeó la artista.

Lozano señaló que el impulso de la dirección siempre estuvo presente en ella. “Cuando participé en la serie de televisión 'Los ladrones van a la oficina' yo lo que realmente quería era dirigir a Fernando Fernán Gómez”, manifestó.

Durante la velada también se proyectó otro de los documentales que llevan la firma de Lozano, ‘Escúchame’ (2010), un cortometraje escrito, producido y dirigido por la artista que introduce en el mundo de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, en este caso desde el punto de vista del cliente. La producción ha sido seleccionada en más de un centenar de festivales nacionales e internacionales.

Lozano lanzó en septiembre del pasado año ‘Chicas Nuevas 24 Horas: Happy’, un videojuego para móviles que narra la travesía de una chica nigeriana desde su ciudad natal a España para ser explotada. También se ha encargado de la campaña #Yosoñaba sobre violencia de género y discapacidad por encargo de la Fundación Once.

Su labor en el guion, la producción y la dirección de cine social le ha valido numerosos premios y distinciones en los últimos años. En 2010 alumbró ‘Las Sabias de la Tribu’, un homenaje a toda una generación de madres y abuelas. En 2011 dio vida al corto documental ‘Y todavía hay tiempo para verbenas’, sobre el cáncer de mama.

Compartir en Facebook Compartir en Twitter

Imágenes
Foto
Alicia R. Mederos, Mabel Lozano y Victoria Galván a la puerta de la Casa-Museo Pérez Galdós