Carmen Márquez, Gabriel Calderón y Victoria Galván ante la escultura de Galdós

Carmen Márquez, Gabriel Calderón y Victoria Galván ante la escultura de Galdós

Gabriel Calderón con la directora de la Casa-Museo Pérez Galdós, Victoria Galván

Gabriel Calderón con la directora de la Casa-Museo Pérez Galdós, Victoria Galván

26 de julio de 2021

GABRIEL CALDERÓN: “A VECES ME LLEVA DOS O TRES AÑOS ESCRIBIR UNA OBRA”

El dramaturgo uruguayo Gabriel Calderón mantuvo el sábado día 24 de julio, en la Casa-Museo Pérez Galdós, un encuentro con el público en el transcurso del que se refirió a sus intereses creativos y a su manera de entender el teatro. El autor del texto de la producción ‘Clara y el abismo’ que será estrenada en septiembre próximo en el Teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria por Unahoramenos producciones, en el contexto de la segunda entrega del Laboratorio Galdós Internacional, departió con el público tras una presentación realizada por la profesora experta en artes escénicas, Carmen Márquez-Montes, profesora de la ULPGC, estudiosa del teatro hispanoamericano, teatro español contemporáneo y literatura aplicada, quien realizó un sucinto recorrido histórico por la escena uruguaya y sobre los temas que aborda el teatro de Calderón.

Márquez encuadró al dramaturgo de 38 años, que se dedica a la escena desde hace dos décadas, en la denominada Generación del Nuevo Milenio. “El teatro hispanoamericano es un vocero de la realidad social en todos sus procesos”, explicó la profesora, quien destacó que las dictaduras que han vivido buena parte de los países de la zona “paradójicamente propició el intercambio de autores con otras naciones en las que la situación política y cultural fue más ventajosa, creando fructíferos flujos de relaciones intergeneracionales que retroalimentó las estrategias creativas de muchos autores en aquellas oscuras épocas”. Calderón, dijo Márquez, es un autor versátil que siempre reivindica la buena factura del texto. “Sus temas trabajan sobre la gente y sus conflictos, lo que sucede en su país, reivindica una relectura de la memoria colectiva, los anhelos y el dolor del ser humano. Su teatro es un teatro lleno de vida que mira al horizonte y plantea interrogantes”, agregó.

Hay pocos países de América Latina que no hayan estrenado en sus teatros obras de Gabriel Calderón, uno de los autores más solicitados de la actual escena contemporánea, tanto en Europa como en Latinoamérica. Seguidamente Calderón avanzó por sus inicios para explicar que estrenó profesionalmente su primera obra cuando contaba con 19 años. Formó parte del grupo Complot con una filosofía: “Si existía era porque había una obra como excusa”. También la aventura del citado colectivo concluyó en Uruguay después de diez años y 30 espectáculos producidos cuando aquella premisa irrenunciable ya no pudo cumplirse con sentido.

El dramaturgo reconoció la existencia de una gran tradición de teatro independiente en su país y se consideró más dramaturgo que director y actor. “No escribo otra cosa que no sea dramaturgia”, confesó Calderón. El teatro tiene unas reglas que me representan. A veces me lleva dos o tres años escribir un texto”.

A continuación, Calderón se refirió al proceso de trabajo que ha mantenido con el director de ‘Clara y el abismo’, Mario Vega. “Siempre pensamos en colaborar en alguna ocasión. La etapa del confinamiento propició esta posibilidad. Vega me propuso algunas claves para la dramaturgia que debía estar planteada en clave de monólogo. Me apeteció el reto. Todo gira alrededor del complejo espíritu de una mujer enferma, con un desarrollo inverso de la historia que se cuenta. La combinación es lo que genera la poesía de esta producción. El teatro es una trampa”, sostuvo Calderón, que terminó su charla con el público refiriéndose a al compromiso que asumió con 23 años como subdirector general de Cultura del Gobierno uruguayo hasta el año 2015, siendo director nacional de Cultura Luis Mardones en la administración del presidente socialista Tabaré Vázquez. 
Carmen Márquez, Gabriel Calderón y Victoria Galván ante la escultura de Galdós

Carmen Márquez, Gabriel Calderón y Victoria Galván ante la escultura de Galdós

Gabriel Calderón con la directora de la Casa-Museo Pérez Galdós, Victoria Galván

Gabriel Calderón con la directora de la Casa-Museo Pérez Galdós, Victoria Galván